A continuación se enumeran y explican los pasos a seguir en caso de accidente de tráfico con lesiones:

1. Proteger, avisar, socorrer.
Los nervios pueden traicionarnos en esos momentos y bloquearnos, pero todos debemos recordar el sistema PAS.

  • Proteger: lo primero es comprobar que estamos fuera de peligro. Cuando estemos seguros de que podemos salir del coche con seguridad, hay que señalizar la zona para evitar nuevos accidentes. Recuerda que los triángulos deben colocarse a 100 metros del lugar del accidente y en un lugar visible.
  • Avisar: Si es posible, llama al mismo tiempo al 112 para avisar del accidente y que envíen ayuda lo antes posible. Desde allí coordinarán la ambulancia, la Guardia Civil y los bomberos. Te pedirán que seas lo más preciso posible sobre el lugar del accidente, el número de víctimas y su estado.

Una vez controlada la situación, las fuerzas de seguridad del Estado elaborarán un atestado de accidente. Este informe es esencial para las reclamaciones posteriores.

  • Socorrer: Si las personas están gravemente heridas, no las toques. A no ser que estén en situación de riesgo vital. En este caso, hay que tener cuidado de no mover la columna vertebral. Los motoristas nunca deben quitarse el casco.

Lo que sí pueden hacer es ponerse al lado del herido y cubrirlo hasta que llegue la ambulancia. Cuando llegue la ambulancia, los médicos determinarán la gravedad de las lesiones. Si es necesario el traslado al hospital, también se hará un informe de la ambulancia.

Es posible que no sientas ningún dolor durante unas horas. En este caso, debes acudir a un médico que te examine y haga un informe de tus lesiones.

2. Llamar a la compañía de seguros
En caso de accidente de coche, la compañía de seguros del vehículo que ha provocado el accidente debe indemnizar a los implicados por sus lesiones y daños materiales. El plazo para reclamar la indemnización es de un año.

La obligación de notificar a la aseguradora recae en la persona que ha causado el accidente. Por regla general, el plazo es de 7 días desde el día del accidente. Para iniciar el procedimiento es necesario presentar una copia del parte de accidente.

3. Indemnización de la aseguradora
Desde el momento en que la aseguradora recibe el siniestro, tiene 3 meses para hacer una oferta motivada de indemnización a las víctimas. Si no estás de acuerdo con la cantidad, puedes comprobar si tu seguro incluye la cobertura de los gastos judiciales y pedir asesoramiento. También puedes encargarte de negociar la indemnización con la otra compañía.

También es responsabilidad de la aseguradora del responsable hacerse cargo de la reparación de los vehículos implicados.

¿Qué ocurre si usted es pasajero de uno de los vehículos implicados? En este caso, puede demandar a los conductores de ambos vehículos para obtener una indemnización.

El propietario del vehículo también puede reclamar una indemnización a su compañía de seguros. Para ello, debe tener un seguro a todo riesgo. Por regla general, el importe de la indemnización se limita a una cantidad igual al valor del vehículo si se vendiera como coche usado.

4. Reclamaciones civiles
Si la aseguradora decide no pagar la indemnización, debe justificarlo por escrito. El perjudicado tiene la posibilidad de hacer valer sus derechos a la indemnización por la vía civil.

El importe de la indemnización por daños personales se calcula en función de la gravedad de la lesión, las secuelas, la duración de la baja laboral, la situación personal de la víctima, etc.

Por regla general, en caso de incapacidad temporal, la cuantía se calcula multiplicando el número de días de incapacidad por el subsidio correspondiente a la edad, más algunas cantidades resultantes de la aplicación de algunos factores de corrección.

En el caso de las lesiones permanentes, la indemnización se basa en el grado de incapacidad causado: parcial, total, absoluta o grave.

5. Reclamar la indemnización de su seguro personal
Si tiene un seguro de accidentes, también debe ponerse en contacto con su compañía para iniciar los trámites necesarios para la indemnización. La póliza de incapacidad permanente de Chubb, por ejemplo, ofrece diferentes tipos de cobertura, con una compensación económica que depende de la gravedad de la situación.

Tambien es importante conocer qué plazos tenemos para reclamar las lesiones que nos haya generado el accidente de tráfico.

Plazo para presentar un parte de accidente

El artículo 16 de la Ley de Contrato de Seguro concede un plazo máximo de 7 días para dar parte de un accidente de tráfico, calculado a partir del momento en que se tiene conocimiento del mismo.

A partir de ese momento, dispones de una semana para presentar la reclamación a tu agente de seguros o directamente a la aseguradora. La presentación tardía del parte de accidente no suele causar ningún perjuicio evidente. En otras palabras: es poco probable que su compañía de seguros deje de pagar a un tercero porque usted se haya retrasado en la notificación del siniestro. Sin embargo, esta reticencia a la hora de dar parte del accidente puede llevar a veces a un proceso judicial que podría haberse resuelto extrajudicialmente.

Plazo para acudir a urgencias tras las lesiones sufridas en un accidente de tráfico

El baremo de tráfico de 2016 introduce el llamado criterio cronológico. Esto significa que las lesiones derivadas de un accidente de tráfico deben producirse en un periodo de tiempo razonable para poder ser indemnizadas. Hablando claro, no sería creíble tener un accidente de moto y acudir a urgencias un mes después con un tobillo hinchado y alegar que la lesión fue causada por ese accidente. El baremo no especifica qué se entiende por «tiempo razonable» -salvo lo que se comenta a continuación-, por lo que hay que analizar cada lesión. Es importante que un perito médico indique el tiempo que normalmente tardan en aparecer los síntomas de cada dolencia.

Plazos en los accidentes de tráfico: el latigazo cervical

El artículo 135 de la LRCSCVM establece que las lesiones musculares que sólo pueden ser diagnosticadas por las expresiones de la víctima deben haber mostrado síntomas dentro de los tres días -72 horas- posteriores al accidente de tráfico. Aquí hay que tener en cuenta varias cosas. Es cierto que las aseguradoras utilizan este apartado para evitar el pago de las lesiones por latigazo cervical que no dan lugar a una visita a urgencias o a un médico en el plazo establecido. Sin embargo, la ley no habla de latigazos cervicales. La ley habla de lesiones musculares -como el latigazo cervical- que no pueden objetivarse. Es decir, sólo pueden diagnosticarse en función de las manifestaciones de la víctima. En otras palabras: si nuestra lesión muscular es objetivable, es decir, muestra contracturas, distensiones, puntos gatillo, etc., no debería aplicarse la regla de las 72 horas para consultar al médico. Por otra parte, no es necesario que la víctima acuda a urgencias. La norma se refiere a una lesión que se ha producido. Es decir, basta con acudir a un médico, centro de salud, médico de familia, médico de la mutua, etc. con algunos de los síntomas asociados a la lesión que estamos reclamando.
La permanencia en un hospital o institución médica después de este periodo supone, según el artículo 135 del Baremo, la pérdida del derecho a la indemnización y, en la práctica, que la aseguradora ni siquiera cubra los gastos de rehabilitación.

 


 

En Fisiograna contamos con un equipo de profesionales del sector jurídico y médico que te ayudarán en el proceso, además, disponemos de servicios de fisioterapia, fisioterapia a domicilio, psicología, transporte en ambulancia, etc para que tu rehabilitación sea correctamente adecuada. 

Ponte en contacto con nosotros, estamos en C/ Pintor Joaquín N11, Murcia, en el 868 198 313 o en el 622 782 448. 

Si lo deseas puedes dejarnos todas tus dudas a través de nuestro