lesiones cerebrales accidente trafico

Intenta conducir de forma tranquila. Ha comprado un coche con características de seguridad avanzadas. Sin embargo, los accidentes de tráfico siguen ocurriendo. Y la fuerza repentina de un accidente puede causar lesiones importantes, especialmente en la cabeza y la columna cervical.

Además, los traumatismos craneoencefálicos suelen ser más complicados que otras lesiones sufridas en un accidente de tráfico. Al fin y al cabo, el cerebro es el responsable de todo lo que hace el cuerpo. Para algunas personas, la recuperación de una lesión cerebral traumática puede llevar años después del accidente inicial.

IMPORTANTE: Si te has visto implicado en un accidente de coche y has sufrido un golpe en la cabeza, debes consultar a un médico inmediatamente. Es imposible hacer un diagnóstico preciso de una lesión en la cabeza basándose en los síntomas iniciales y en la fuerza del impacto. Un tratamiento temprano puede salvar vidas y prevenir las consecuencias a largo plazo de un traumatismo craneal.

Cuando se inicia el tratamiento de un traumatismo craneoencefálico grave, surgen naturalmente nuevas dificultades. Es posible que te encuentres sin trabajo, luchando con las altas facturas médicas y teniendo dificultades para poner comida en la mesa.

Este puede ser un momento muy aterrador.

Por ejemplo, ¿cómo puede hacer frente a una lesión grave cuando tiene tantos otros compromisos? La recuperación es un proceso intrínsecamente difícil. Sin embargo, conseguir una indemnización por las lesiones, los salarios perdidos y las facturas mensuales puede ser más fácil de lo que crees.

Pero más adelante, ….

En primer lugar, veamos con más detalle cómo afectan los accidentes de coche al cerebro y qué significa sufrir una lesión en la cabeza.

En cada accidente de coche hay tres colisiones.

¿Tres colisiones? Sí, has leído bien. Incluso en una simple colisión por detrás, hay tres colisiones.

¿Está confundido?

Se trata de la energía cinética. Es la energía de un objeto cuando está en movimiento. Si la energía no se absorbe adecuadamente (por ejemplo, frenando y desacelerando gradualmente), el objeto (es decir, el cuerpo) seguirá moviéndose hasta que una fuerza externa lo detenga. En un accidente de tráfico, el frenado forzado provoca daños en el coche y, a menudo, lesiones físicas.

Como recordatorio, si te ves involucrado en un accidente de coche, se producen tres colisiones:

  • Tu coche: Si tu coche choca con otro coche o con un objeto, puede causar daños importantes en la carrocería y la estructura del coche. Afortunadamente, muchos coches están equipados con características de seguridad que pueden absorber gran parte de la energía cinética liberada en un choque. Aunque tu coche pueda sufrir daños importantes, al final te protegerá.
  • Tu cuerpo: Ni siquiera los coches más seguros pueden absorber toda la energía cinética de una colisión. En un accidente de coche, tu cuerpo seguirá moviéndose hasta que algo lo detenga. Para muchas personas, los cinturones de seguridad absorben el impacto. Sin embargo, si no llevas el cinturón de seguridad, puedes chocar contra el volante, el parabrisas o el salpicadero.
  • Tus órganos internos: una vez que el cinturón de seguridad ha impedido que tu cuerpo se mueva, tus órganos internos siguen moviéndose hasta que algo los detenga. En el caso de las lesiones en la cabeza, el cerebro puede chocar con el cráneo cuando el cuerpo deja de moverse. Esto puede provocar una lesión cerebral traumática.

Definición de traumatismo craneoencefálico

Cuando la cabeza recibe un golpe o un choque, puede alterar el funcionamiento normal del cerebro. Esto se denomina lesión cerebral traumática (LCT). Se trata de lesiones graves. De hecho, las lesiones cerebrales traumáticas son una de las principales causas de muerte y discapacidad en Estados Unidos.

Según los Centros para el Control de Enfermedades, aproximadamente 1 de cada 5 lesiones cerebrales traumáticas son causadas por un accidente de tráfico.

Los síntomas de una lesión cerebral traumática dependen del tipo de lesión. Algunas pueden ser leves, mientras que otras pueden ser duraderas e incapacitantes.

Lesiones cerebrales comunes en un accidente de coche.

He aquí cinco tipos de lesiones en la cabeza que puedes sufrir en un accidente de tráfico. Recuerde, si sospecha de una lesión en la cabeza, consulte a un médico inmediatamente.

Conmoción cerebral

El impacto y el cambio brusco de velocidad de un accidente de coche pueden provocar una conmoción cerebral. Los nervios del cráneo y los vasos sanguíneos pueden resultar dañados por el impacto. Las conmociones cerebrales son lesiones graves que pueden tardar meses o incluso años en curarse por completo. Si sufres una conmoción cerebral, puedes perder el conocimiento o simplemente sentirte mareado. Otros síntomas de una conmoción cerebral son

  • Dolores de cabeza.
  • Mareos
  • Náuseas o vómitos.
  • Sensación de presión en la cabeza.
  • Confusión o dificultad para concentrarse
  • fatiga
  • pitidos en los oídos
  • cambios de personalidad

Contusiones

Un hematoma es otra palabra para referirse a un moretón. Los traumatismos craneoencefálicos implican la aparición de hematomas en el cerebro. La sangre en el cerebro tras un accidente de tráfico puede requerir cirugía si la hemorragia no se detiene por sí sola. La gravedad de una conmoción cerebral depende del tamaño y la localización de la hemorragia, de su duración y de si es necesario operar. Los síntomas de una contusión cerebral son:

  • Dificultad para pensar, concentrarse e incluso formar frases.
  • Adormecimiento u hormigueo cerca de la zona afectada del cerebro.
  • Problemas de equilibrio o coordinación.
  • Problemas de habla.

Lesión cerebral

Los accidentes de tráfico graves, normalmente a gran velocidad, pueden causar una lesión cerebral traumática. Esto ocurre cuando el cerebro rebota en un lado del cráneo en un impacto fuerte y golpea el otro lado. El resultado es un hematoma en ambos lados del cerebro. Como se traumatizan varias partes del cerebro, suele tratarse de un traumatismo craneoencefálico muy grave. Los síntomas incluyen:

  • Sangrado o hinchazón en el cerebro.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Fractura del cráneo.
  • Convulsiones
  • Confusión, fatiga o mareos.
  • Náuseas
  • Fuertes dolores de cabeza
  • Zumbidos en los oídos
  • Problemas de humor y memoria
  • Sensibilidad a la luz y al sonido

Daño cerebral axonal difuso

Las fuertes sacudidas o rotaciones de la cabeza en un accidente de tráfico pueden causar daños axonales difusos. Cuando el cerebro queda rezagado con respecto al movimiento del cráneo, pueden producirse grietas en las estructuras cerebrales. Algunas de estas grietas pueden ser microscópicas, mientras que otras son muy graves. Esta alteración del cerebro puede provocar daños cerebrales importantes. Los síntomas pueden incluir:

  • Pérdida de conocimiento.
  • Fuertes dolores de cabeza
  • Mareos y fatiga
  • Confusión
  • Hinchazón del cerebro
  • Coma

Penetración y daños cerebrales

Cuando el coche se detiene, los objetos que no están firmemente sujetos al coche pueden convertirse en peligrosos proyectiles. Estos proyectiles pueden empujar la piel, el pelo o el hueso hacia el cerebro. Los propios objetos pueden clavarse en el cerebro. Cada vez que un objeto extraño entra en contacto con el cerebro, se trata de una lesión muy grave. Los síntomas incluyen:

  • Sangrado abundante.
  • Dificultad para respirar.
  • Pérdida de sensibilidad o movimiento en las extremidades.
  • Pérdida de otras funciones corporales.
  • Convulsiones.
  • Pérdida de conocimiento y coma.

Como puede ver, muchas de estas lesiones cerebrales traumáticas tienen síntomas similares. Para evaluar el alcance de su lesión en la cabeza y determinar las mejores opciones de tratamiento, se requiere un examen médico completo y, a menudo, atención médica de urgencia. Si sufres un traumatismo craneoencefálico, es probable que no puedas pensar de forma clara y racional. No intentes «aguantar» y no asumas que incluso los síntomas leves de una lesión en la cabeza se curarán por sí solos.

Efectos secundarios de un traumatismo craneoencefálico

Las lesiones cerebrales traumáticas graves requieren tiempo, rehabilitación y atención médica especializada. Para muchos, la mejora más rápida se produce en los primeros seis meses después de la lesión. La mejora progresiva puede producirse hasta dos años después de la lesión. Después de dos años, el progreso no es imposible, pero puede ser esporádico.

Pero incluso si está completamente curado después de seis meses, es probable que todavía haya algunos obstáculos importantes que superar. Económicamente, las facturas médicas pueden ser abrumadoras. El dolor y el sufrimiento le han dejado unos días muy oscuros. Y no hay que olvidar a su familia. Es probable que toda la dinámica familiar haya cambiado mientras usted se recupera de sus lesiones.

Si el accidente de coche que le causó la lesión en la cabeza no fue culpa suya, puede tener derecho a una indemnización importante. Esto incluye dinero para pagar sus facturas, el dolor y el sufrimiento, y la pérdida de salarios o capacidad de ganancia. Por supuesto, el complejo proceso de reclamación es lo último de lo que debe preocuparse cuando se recupera de sus lesiones.


En Clínica de Fisioterapia Fisiograna en Murcia y Alcantarilla contamos con un equipo de profesionales del sector jurídico y médico que te ayudarán en el proceso, además, disponemos de servicios de fisioterapia, fisioterapia a domicilio, psicología, transporte en ambulancia, etc para que tu rehabilitación sea adecuada.

Ponte en contacto con nosotros, estamos en C/ Pintor Joaquín N11, Murcia, en el 868 198 313 o en el 622 782 448.

Si lo deseas puedes dejarnos todas tus dudas a través de nuestro