fibromialgia fisioterapia

La fibromialgia es un trastorno común asociado al dolor articular y muscular, y a la fatiga.

Es un síndrome de etiología desconocida que se caracteriza por un dolor crónico generalizado, un aumento de la sensibilidad a la palpación y síntomas adicionales como trastornos del sueño, rigidez, fatiga y malestar psicológico. Las personas con fibromialgia padecen dolor generalizado. Los investigadores creen que esto se debe a que la enfermedad afecta a la forma en que nuestro sistema nervioso procesa el dolor.
La fibromialgia puede ser desencadenada por diversos acontecimientos. Puede desarrollarse tras una intervención quirúrgica, un traumatismo o un estrés psicológico grave. Los síntomas pueden no aparecer de golpe, sino que se acumulan con el tiempo. Sin síntomas claros, la enfermedad puede ser difícil de diagnosticar.
No se conoce una cura para la fibromialgia, pero los tratamientos para aliviar los síntomas pueden ayudar a los pacientes a gestionar su vida diaria y vivir con normalidad.
Mientras que el tratamiento farmacológico se centra principalmente en el alivio del dolor, la fisioterapia aborda las consecuencias de la enfermedad, como el dolor, la fatiga, la debilidad muscular, los trastornos del sueño y otras consecuencias de la enfermedad. La terapia de masaje manual ayuda a reducir la tensión muscular y puede prescribirse además de otras intervenciones terapéuticas.
La fibromialgia siempre debe ser diagnosticada por un profesional. En este artículo trataremos de responder a algunas preguntas sobre este síndrome y veremos el tratamiento desde la perspectiva de la fisioterapia. Recuerde que debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico para su caso.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA FIBROMIALGIA?

El aspecto difícil de la fibromialgia es que no hay una causa conocida, no es una enfermedad inflamatoria, no es una enfermedad degenerativa y no es una enfermedad autoinmune. Esto dificulta el diagnóstico y el tratamiento. La aparición de la fibromialgia se asocia a los siguientes factores:

  • Un acontecimiento traumático que haya causado una lesión física
  • Un acontecimiento vital estresante/traumático, como un accidente de tráfico o una muerte
  • Una enfermedad repentina o una enfermedad crónica (por ejemplo, síndrome del intestino irritable, lupus, artritis reumatoide)
  • Trastornos del sueño.

SÍNTOMAS DE LA FIBROMIALGIA

La fibromialgia no pone en peligro la vida, pero tiene un impacto negativo en el bienestar. Esto significa que la vida diaria, el trabajo, los estudios y la vida familiar pueden ser difíciles. Por ello, es importante aprender a afrontar y gestionar la fibromialgia. Esto es muy importante porque puede afectar al estado de ánimo, el sueño, los pensamientos y la memoria, así como a la función intestinal y vesical. No todas las personas se ven afectadas o sufren todos estos síntomas en el mismo grado, por lo que es importante que un profesional de la salud ayude a desarrollar un plan de tratamiento específico para cada persona.

Los síntomas de la fibromialgia varían de una persona a otra, pero los más comunes son:

  • Dolor muscular generalizado, rigidez y sensibilidad en músculos y articulaciones.
  • Fatiga: a menudo desproporcionada en relación con el nivel de actividad de la persona o el tiempo de sueño.
  • Sueño intranquilo o despertarse después de un largo sueño y sentirse cansado durante el resto del día.
  • Ansiedad, depresión, problemas intestinales.
  • Mala memoria o sensación de «niebla» en el cerebro.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA FIBROMIALGIA?

Los síntomas de la fibromialgia pueden asociarse a muchas afecciones o enfermedades, lo que dificulta el diagnóstico. El diagnóstico lo suele hacer el médico o reumatólogo después de haber descartado otros diagnósticos. Además de palpar una serie de puntos dolorosos del cuerpo, el médico puede realizar análisis de sangre, exploraciones y radiografías para descartar otras causas de dolor.

¿PUEDO ACUDIR A UN FISIOTERAPEUTA SI TENGO FIBROMIALGIA?

Sí, puedes y es uno de los mejores tratamientos complementarios ya que ayuda a aliviar y reducir el dolor sin necesidad de utilizar fármacos. El tratamiento más útil son los ejercicios aeróbicos y de fortalecimiento a un ritmo adecuado. El fisioterapeuta puede ayudarte con esto ya que puede diseñar un programa de control de movimiento adecuado a tus necesidades.
En Fisiograna te ayudaremos a aliviar el dolor y la rigidez asociados a la fibromialgia. La fibromialgia es un fenómeno complejo, pero el tratamiento puede dividirse en varias partes para mejorar la fuerza y la movilidad. Además, le ayudamos y aconsejamos sobre cómo realizar sus actividades diarias para evitar la aparición del dolor.
Los ejercicios de relajación y movimiento también se integran en los programas de tratamiento. Estos ejercicios tienen como objetivo demostrar la postura correcta, reducir la tensión muscular y mejorar la flexibilidad. Además de los ejercicios adecuados, puede mejorar sus hábitos de alimentación y sueño. Esto conduce a una mejor salud física y mental.
En Fisiograna, nuestros especialistas practican la terapia manual, los ejercicios de movilidad y estiramiento, el masaje relajante e incluso las técnicas osteopáticas.
No existe un tratamiento único para la fibromialgia, pero se ha demostrado que la fisioterapia ayuda a aliviar los efectos de la enfermedad. En última instancia, un enfoque multidisciplinar que combine estas terapias en un programa equilibrado puede ser la estrategia más prometedora y se recomienda actualmente para el tratamiento de la fibromialgia.

 


En Clínica de Fisioterapia Fisiograna en Murcia y Alcantarilla contamos con un equipo de profesionales del sector jurídico y médico que te ayudarán en el proceso, además, disponemos de servicios de fisioterapia, fisioterapia a domicilio, psicología, transporte en ambulancia, etc para que tu rehabilitación sea adecuada.

Ponte en contacto con nosotros, estamos en C/ Pintor Joaquín N11, Murcia, en el 868 198 313 o en el 622 782 448.

Si lo deseas puedes dejarnos todas tus dudas a través de nuestro